La taberna del mar: Condena

11 mayo 2007

Condena


Hay un planeta lleno de frondosos bosques, de pájaros exóticos y manantiales de aguas de colores que se desparraman por barrancos y valles. A ese planeta van todas las palabras no dichas, o las que se perdieron en el aire.

Sobre las altísimas secuoyas se extienden plataformas de madera desde las que las palabras otean el horizonte, para ver si se acerca un velero azulado que traiga nuevas palabras, que quizá sean respuestas. Pasan allí los siglos, porque esperan que algún día aparezca ese sí o ese no.

Encogidas, ateridas de frío por la noche, tumbadas a la sombra bajo el calor abrasador del mediodía, vuelven a decirse una vez y otra vez a sí mismas, para ver si de tanto decirse, llegan al oído del receptor para el que fueron creadas antaño. Pero está en otro universo y no las oye.

El planeta de las palabras no dichas o de las perdidas en el aire está lleno de ecos y susurros, a veces de gritos o de aullidos, a veces inaudibles o ininteligibles. En las esquinas, los remolinos revuelven los jadeos y una algarabía de arrullos, canciones y quejidos atruena los oídos.

Otras veces, únicamente tras un larguísimo paseo bajo los magnolios descubres junto a un arroyuelo una palabra tímida, embobada, diciéndose a sí misma mientras se mira en el espejo del agua. Comprendes que fuiste tú quien la dijo, hace ya tanto tiempo. O quien la calló. Por eso, das media vuelta, avergonzado, lamentando haber sido el causante de tan ingrata condena.

Etiquetas: ,

12 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

¡Qué sitio más intrigante, el limbo de las palabras!

5/11/2007 09:11:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

y eso que ya el limbo no existe

5/11/2007 09:17:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

El limbo ha pasado a ser una palabra perdida, está en ese planeta exuberante que es el limbo de las palabras.
Me mareo, como cuando miro la foto de las palabras anónimas.

5/11/2007 09:25:00 a. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

bonito: el propio planeta como una palabra más de sí mismo.

La famosa paradoja matematica del barbero o paradoja de Russell: el conjunto de todos los conjuntos que no se contienen a si mismos ¿se contiene a si mismo?

Paradoja del barbero


Se lo dejamos a PON, que le encantará

5/11/2007 10:13:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Hombre gracias!!!!
Y el texto es el comienzo de un cuento más largo tal vez?.

5/11/2007 08:20:00 p. m.  
Blogger Doctor escribió...

Saludos del Doctor, Crítico insolente de Blogs

http://elburladordemitos.blogspot.com/

5/11/2007 09:37:00 p. m.  
Blogger Isa escribió...

Quizá si cada uno de nosotros apadrinara una de esas palabras anónimas...
Bonito cuento.
Saludos.

5/13/2007 12:33:00 p. m.  
Blogger Ana desde el Sur del Mundo escribió...

¿Están allí aquellas palabras que hiladas en perfecto verso mientras miramos el cielo... al tratar de pasarlas al papel... se olvidaron?

Dios... tengo que viajar allí, he sentido tantas palabras y ahora... ¡no las encuentro!

Un beso Jose Luis. Venir, aunque sea de vez en cuando SIEMPRE es un placer...

5/13/2007 11:53:00 p. m.  
Blogger Ana escribió...

Hace unos meses me pregunté dónde iban las palabras no dichas, los abrazos no dados, los besos, las risas y los momentos no disfrutados. La respuesta ha tardado un poco, pero la espera ha valido la pena.
Un beso

5/14/2007 10:06:00 a. m.  
Blogger Max escribió...

Que pena me han dado esas palabras condenadas a errar...seguro que más de una acumula condena ahí por mi culpa.

Y que imágenes fascinantes me crea este post...ME ENCANTA.

5/16/2007 10:24:00 a. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

pues ya sabeis, la próxima vez que calleis algo, allá que se van las pobres palabritas....

5/16/2007 10:25:00 a. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Todavía nos quedan las palabras no dichas pero sí escritas en un papel, y lo mejor, cuando habla ese papel.

5/16/2007 06:31:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar