La taberna del mar: Súbitamente

29 agosto 2008

Súbitamente


Casi siempre nos atrapa súbitamente
la niebla que se adhiere a las hojas de los árboles
como una cascada que surge de pronto
entre las pendientes montañosas.
De pronto, surgida de las piedras colocadas
recordando a los muertos
se nos aparece la fortuna agazapada,
temblorosa
como el vuelo de las mariposas envejecidas.
Una voz nos recuerda, involuntaria,
que ha llegado la hora,
o que falleció aquel vecino que quería vender su huerto,
o que en el encierro una vaca
ha golpeado gravemente a un mozo hasta matarlo.
Mientras una pequeña lagartija
esquiva con precisión las piedras del camino,
nos vuelve a atrapar súbitamente la niebla.

________________________

Etiquetas: ,

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

joder, vaya escalofrío

CHAPEAU

8/29/2008 08:33:00 a. m.  
Blogger Gizela escribió...

Muy bello!!
Pero... por cual altura anduviste deambulando?
Bueno, la verdad que importa donde, lo que importa es como..y el poema es bellisimo
Un beso Gizz

8/29/2008 04:53:00 p. m.  
Blogger pon escribió...

Qué humedad!

8/29/2008 09:36:00 p. m.  
Blogger Marga escribió...

A mí me encantan esos días tristes, nublados, grises, con niebla, tan melancólicos.

Que le voy a hacer...

Besitos

9/01/2008 01:30:00 a. m.  
Blogger Strawberry Roan escribió...

me da miedito...

9/01/2008 01:35:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar