La taberna del mar: Rotonda

06 octubre 2008

Rotonda


¿y qué queda de todo aquello?
Me voy acercando, siguiendo el camino, hasta una rotonda.
Tengo que esperar, todos los que veníamos por la misma carretera tenemos que esperar. Tuvimos el mismo origen y parecido pasado, venimos del mismo lugar, hemos disfrutado de los mismos paisajes durante el camino, hemos tenido que hacer frente a los mismo obstáculos.
Ahora, en la rotonda, tenemos que ceder el paso a los que han llegado aquí antes que nosotros, a los que vinieron desde otras zonas, a quienes andan intentando buscar la dirección del futuro.
Yo aquí estoy, avanzando despacio, poco a poco voy llegando al cruce, de vez en cuando queda sitio para uno de nosotros.
Por fin consigo entrar en la corriente circular, y un río más ancho comienza a arrastrarme dando vueltas hasta que encuentro mi dirección de salida. Cuando llego aquí me aparto para encarar un nuevo tramo del recorrido. Y ahora pienso: ¿de dónde venía yo? ¿dónde están los que venían conmigo, los que salvaron los mismos obstáculos que yo? ¿quiénes son mis actuales compañeros de viaje?
¿y qué queda de todo aquello?


Etiquetas: ,

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

mira por la ventanilla, a ver si ves algo, aunque con tanto polvo no sé yo

10/06/2008 09:01:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

queda la música

10/06/2008 02:24:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Y siempre quedarán las huellas que fuimos dejando en el camino y que guiaran a otros hacia la rotonda.

10/06/2008 05:07:00 p. m.  
Anonymous brokemac escribió...

...no queda nada, si acaso, los fantasmas del recuerdo.
Pero si podemos, estaría bien mirar alrededor, las sorpresas existen.
( Es curioso, cuando voy por carretera y con poco tráfico -que no en ciudad-, sin prisa, y llego a una rotonda, me gusta dar dos o tres vueltas a la misma antes de salir, claro está procuro hacerlo cuando voy sola jeje)

10/06/2008 05:41:00 p. m.  
Blogger Marga escribió...

Queda mucho más que el polvo.

¿Acaso no tenemos los recuerdos?

Besos

10/07/2008 12:07:00 a. m.  
Blogger Antonio escribió...

Bueno la verdad, pase lo que pase sea bueno o malos, siempre estaran en el recuerdo, todo deja huella, ya que lo vivimos nosotros, y si lo vivimos es parte de uno, hay que saber apreciar las cosas de la vidad, asi disfrutamos mejor los acontecimientos, y si miramos atras y vemos lo que dejamos, no servira de apoyo para lo nuevo que esperamos............un abrazo interesante el post...........

10/07/2008 07:53:00 p. m.  
Anonymous cristina escribió...

... El recuerdo, los posos en la piel.

10/09/2008 10:30:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar