La taberna del mar: Cómo explicar los cuadros a una liebre muerta

05 mayo 2010

Cómo explicar los cuadros a una liebre muerta

El 11 de noviembre de 1965 Joseph Beuys (1921-1986) paseaba por el interior de una Galería de Arte en Düsseldorf vestido con un traje de fieltro y la cara untada con miel y polvo de oro y llevando en sus brazos una liebre muerta. Con un pie envuelto también en fieltro y una chapa de cobre atada a su tobillo, acariciaba las patas de la liebre mientras le susurraba al oído la explicación a los cuadros. El arte de Beuys no representa (es una palabra fea, que supone algo de falsedad y contaminación). El arte de Beuys es, sin embargo y sobre todo, verdad y pureza. Es un arte que presenta.

Esto es una interpretación personal y seguramente equivocada sobre una de las obras más apasionantes de toda la historia del arte. Arte que piensa sobre sí mismo, meta-arte, arte que se pregunta y que no responde, que no se cierra, que no enseña un producto acabado y perfecto (una tautología, una perogrullada ante la que sólo podemos asentir boquiabiertos y babeantes), sino que pregunta, nos pregunta, nos agrede y nos hace reflexionar sobre lo humano y lo sagrado.

Lo que le decía Beuys a la liebre muerta:

Todos esos que miran desde fuera cómo paseo mi cojera por entre los cuadros mientras te abrazo piensan que soy yo el que te está explicando las obras de arte. Lo que no saben es que lo que te pido es que me las expliques tú a mí. O al menos esperaba que me las explicaras antes de morir. Ahora ya sé que es imposible. Decía Schiller que la belleza es el camino de la libertad. Quizá sea eso lo único que importa, que creemos algo bello para llegar a ser libres. Que ampliemos el concepto de arte para que esto también sea arte. Que dejemos de mirar los cuadros y miremos la vida, el susurro, la naturaleza, la muerte, lo sagrado. No puedo pedirle lo mismo a un perro, a un gato o a un caballo: el hombre les ha arrebatado su dignidad, su albedrío, lo que tienen de bello y de libre. Sería imposible que ellos me explicaran el arte, ni yo a ellos. Como probablemente es imposible que todos esos que miran disfruten o expliquen lo que hago aquí dentro, chorreando oro, grasa y miel. Pero tú eres la liebre, el conejo loco de Lewis Carroll que corretea y siempre llega tarde, y me agarro a ti como el que se agarra al cordón umbilical temiendo el tijeretazo definitivo. Tú me unes a la naturaleza, aunque ya estés muerta. O precisamente por eso. Tú, que eres pura energía, que eres (o eras) pura vitalidad, que eres sobrehumana, que estás más cerca de lo divino, de lo sagrado, me dices más sobre el arte muerta que lo que yo te pueda decir a ti vivo. En ti está lo frágil, lo bello, lo delicado, lo sensual. Eres la naturaleza que muere y renace cada abril. Eliot dijo: “Abril es el mes más cruel, hace brotar lilas del interior de la tierra muerta, mezcla la memoria y el deseo, estremece las raíces marchitas con lluvia de primavera” . Abril hará brotar lilas del interior de tu vientre putrefacto. Se preguntan “¿qué le estará diciendo?” ¿por qué le explica los cuadros a una liebre muerta?”. Les respondo: porque lo va a entender mejor, porque sois como los perros domesticados que mueven el rabo para saludar al que les da de comer. Porque os reís y me insultáis, incapaces de ver vuestra propia babeante estupidez. Vuestra vida anodina, tan lejos de lo bello. Vuestra vida de perros. Jamás podréis llegar a ser como una liebre muerta. Porque no sois capaces de ver que la obra de arte es la liebre, mi susurro, mi cojera y vosotros mirando.

Notas:
Beuys fue expulsado en 1972 de la Academia de Artes de Düsseldorf, entre otras cosas porque no aceptaba los númerus clausus. “Cada hombre, un artista”, alegaba.
La foto está cogida de Internet.

Etiquetas: , ,

14 Comentarios:

Blogger Jose M. Zendoia escribió...

Me has dejado estupefacto. Ahora no sé si escribir algo como si fuera una liebre muerta, o volver a leer la historia de Beuys sin parecer anodino.
¡Qué cuestión más difícil, ésta del arte y los artistas!

5/05/2010 01:38:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

yo creo que lo mejor que se puede hacer es actuar como si se fuese una liebre muerta, en general :)

5/05/2010 02:28:00 p. m.  
Blogger Gizela escribió...

Ayyyyy!!!
Bueno José Luis...
Ni sé que decir.
Pero la apreciación artística, es tan voluble. Vuela entre gustos y colores y verdades, y de las tres hay en demasía en el mundo.
Yo particularmente, me topo con alguien en un museo, reflexionando con una liebre muerta... y salgo corriendo. jajaja
Recuerdo la famosa obra de arte que consistía en un perro amarrado y muerto de hambre, y la obra era precisamente en ir a verlo todos los días hasta que muriera de hambre.
No se...a veces el arte...me espanta jajajaja
Pero es cuestión de gustos jajaja yo prefiero que la exaltación sobre la importancia de la vida, sobre lo humano y lo sagrado, me sea mostrada más amablemente jajaja
Porque el meta arte, sobre la existencia, "con ese tipo de formato", ya se encarga la vida misma de mostrármelo, cada día
usando todo tipo de metáforas jajajaja
Pero no me hagas caso...
No sé nada de arte jajajaja
Besotessss

5/06/2010 02:43:00 p. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

¡tendrías que haber visto el cariño con el que Beuys acariciaba las patas de la liebre!

beeeeeeeeesos

5/06/2010 03:04:00 p. m.  
Blogger Gizela escribió...

ayyyyy Creo que urgentemente... necesitas un tiramisú jajajaja!!!!!
Besosssssss

5/06/2010 05:17:00 p. m.  
Blogger pon escribió...

Miel y polvo de oro en la cara, ropa de fieltro. Curioso.

5/06/2010 08:29:00 p. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

venga ese tiramisú!

5/07/2010 07:59:00 a. m.  
Blogger A.L. escribió...

La entrada es sublime. Me he sentido identificado con esos perros domésticados que mueven la cola y que no entienden el arte. Yo soy de los que piensan que a los artistas hay que echarlos de comer a parte...Pero me gustaría comer con Beuys.

Un saludo!

5/21/2010 12:36:00 a. m.  
Blogger Alejandro.C escribió...

exelente...me enknta esto nos deja l explike ke algunos buskn pra la vida perfecto.....

8/31/2010 11:49:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Me gustaría preguntarle un par de cosas acerca de su entrada de Joseph Beuys. No se donde puedo encontrar su correo. Por favor, contacte conmigo: haarlem1987@gmail.com

7/15/2014 08:01:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Beuys fue expulsado en 1972 de la Academia de Artes de Düsseldorf, entre otras cosas porque no aceptaba los númerus clausus. “Cada hombre, un artista”, alegaba.

9/16/2014 07:46:00 p. m.  
Blogger Mente al limite…Gata enferma….Paisaje azul…. escribió...

Con respecto a lo del perro, no murio, y era parte de ver como la sociedad no hizo nada solo ver... y al mismo tiempo criticar al artista. es como ver la hipocresia de la sociedad, o asi le entendi yo.

4/30/2015 01:18:00 a. m.  
Blogger Mente al limite…Gata enferma….Paisaje azul…. escribió...

Con respecto a lo del perro, no murio, y era parte de ver como la sociedad no hizo nada solo ver... y al mismo tiempo criticar al artista. es como ver la hipocresia de la sociedad, o asi le entendi yo.

4/30/2015 01:18:00 a. m.  
Blogger Maria José Regalado escribió...

Gracias por este apunte sobre la obra de Joseph Beuys. Es muy esclarecedor y te animo desde aquí a que sigas publicando. Honras a la memoria de Beuys y aportas luz a la Historia del Arte.

1/24/2016 06:12:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar