La taberna del mar: No te alcanzo

28 junio 2006

No te alcanzo

No te alcanzo (1989)

Tras tu sombra corriendo
por esquinas borrosas,
tras tu sombra, como un diablo,
sigo tus huellas opacas en la bruma,
espesa y dulce como miel de pétalos,
enredándome en zarzas,
deteniéndome en estanques sombríos,
olvidados,
de agua helada de bosque inhabitado,
sentándome en rocas grisáceas,
escuchando el sonido de un arroyuelo helado
que se pierde a lo lejos
lo mismo que mi vida se pierde
tras tu sombra huidiza.

Tras tu sombra invisible,
tras tu pálido olor inapreciable,
tras el silencioso sonido de tus pasos,
me pierdo en la espesura
acariciado a veces por el canto
aburrido de ruiseñores estultos,
jadeando,
vomitando entre los árboles sombras de nube gris,
atragantándome,
escupiendo noches de placeres turbios,
corriendo tras tu sombra frágil,
tras tu sombra huidiza.

No te alcanzo.

2 Comentarios:

Blogger El Joven Amaril escribió...

Al igual que el pintor disfruta verderamente sólo mientras la obra de arte se va construyendo y perfilando -placer que desaparece cuando llega la contemplación del final del trabajo-, así ocurre con el amor o el sexo que, alcanzado, poseido, escapa de nuestras manos irremediablemente. Y así una y otra vez durante por toda la eternidad.

6/28/2006 09:39:00 a. m.  
Anonymous korrikalari escribió...

Escapar en la penumbra
y huir por la espesura.
Perseguir luces y sombras
y alcanzarlas, alcanzarte.

6/28/2006 09:43:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar