La taberna del mar: Huida

03 enero 2007

Huida


Sólo tras el crepúsculo
concibo el desastroso itinerario
que me condujo,
en una aleve e inmisericorde huida,
a implorar por tus besos desleídos,
esos besos culpables que me arrojas
como si fueran piedras a un tejado deshecho.

Como respuesta, me arrodillo en tu sombra
y respiro el polvo que levantan tus pasos,
y me arrastro aullando mis espantos,
de hielo como amor resquebrajado.

Pero el mismo crepúsculo irredento
agrieta las miserias de mi vida
y acoge mis desgarros y mis luchas
en su rosáceo y vaporoso seno.

Etiquetas: ,

6 Comentarios:

Blogger Jose M. Zendoia escribió...

"Besos arrojados como piedras", me gusta.
Pero ahora es de día.

1/03/2007 11:37:00 a. m.  
Anonymous Bel escribió...

"acoge mis desgarros y mis luchas"

solo huiría si es para seguir tus pasos.
Amanece. Estoy cansada. Hoy tengo ganas de abrazarme, abrazarte, abrazarnos.

1/03/2007 02:21:00 p. m.  
Anonymous pon escribió...

joer

1/04/2007 10:21:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Serrano, hijo que mal lo pasas por Dios!!!.
Menos mal que al castigo le pones bellas palabras...

1/04/2007 12:34:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Lo leo una vez y otra más y las palabras se me pierden en la oscuridad, esperaré a que llegue la luz del día y me ilumine.
Entretanto te diré que gires las silla y contemples otra puesta de sol.

1/04/2007 02:28:00 p. m.  
Blogger Da Vinci escribió...

Nos queda aún la esperanza...
No dejes que nos la roben.

1/04/2007 05:20:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar