La taberna del mar: Notas expuestas bajo los cuadros

07 noviembre 2007

Notas expuestas bajo los cuadros



Se mezcla en la memoria el olor a incienso con los retratos de aristócratas mujeres venidas a menos, mientras la historia advierte implacable que en la memoria no caben más de tres recuerdos, el olor a incienso, el retrato de los hijos de los vencedores posando pulcramente vestidos junto a las transparentes olas de la playa, y una leve huella, una simple caricia en las serpentinas cerebrales, un vago halo sobre el linaje familiar, sobre todos los habitantes de la ciudad, del territorio provincere en el que nadie, absolutamente nadie puede escapar a su propio pasado.

Y así resulta que el poeta del sí que glorifica tuvo que recordarle al retratista que la necesidad obliga, que el sustento dependerá siempre de los caprichos del señorito, del obispo, del director del diario en el que publican sus caricaturas, y que el arte sufre y se degenera por tener que luchar contra tanto dinero teñido de odio.
______________________________________

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

ya te digo, cuanto daño ¡¡¡

11/07/2007 11:26:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Ah, pero el artista vuelve a su taller después de entregar el retrato del coronel(y cobrarlo), y pinta sin parar a su modelo desnudo, reclinado sobre un terciopelo rojo.

11/07/2007 06:17:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Llevo todo el día pensando qué querrá decir el autor, las ideas van y vienen con interpretaciones cada vez más dispares (el título me desconcierta).
Evocaciones del pasado, territorios conquistados, memoria, olvido, el poeta del sí, el arte que lucha, vencedores, vencidos, el odio, guardo mis teorías en un cajón para dejar que hable un poeta:


“ Viven y mueren a solas los poetas,
Restituyendo en claras lágrimas
La polvorienta agua salobre,
Y en alta gloria resplandeciente
La esquiva ojeada del magnate henchido,
Mientras sus nombres suenan
con el viento en las rocas,
Entre el hosco rumor de torrentes oscuros,
Allá por los espacios donde el hombre
Nunca puso sus plantas”
(Del Himno a la Tristeza de Cernuda)

11/07/2007 08:58:00 p. m.  
Blogger Jose M. Zendoia escribió...

Hay una exposición de cuadros de Olasagasti en Donostia, pintor que antes de la guerra apuntaba a las vanguardias de la época, pero que tras la victoria franquista tuvo que dedicarse a los retratos de obispos, marquesas y niños de la burguesía donostiarra para poder subsistir. Entre otros objetos mostrados bajo los cuadros hay un poema que le dedicó Gabriel Celaya, en el que se queja de que tanto él como Olasagasti tuvieron que adaptar sus propios estilos a las exigencias de la posguerra.
(por si sirve de aclaración)

11/07/2007 10:39:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar