La taberna del mar: Gota de oro

15 enero 2013

Gota de oro




De nuevo aquel amor,
que parecía perdido, hundido ya
en oscuras aguas,
que llega ahora como un tóxico efluvio
en una tarde muerta,
que se llevó el mar en una ola
y ahora devuelve podrido ya y verdoso,
pero vivo. Y los remordimientos.
Como un veneno dulce que se agarra
a los huesos, que resbala
y emerge por todas las esquinas.
Un nombre que aparece fantasmal
en las paredes, como en el festín de Baltasar.
Y una caricia olvidada y un leve temblor
Ilumina y despierta y, aunque hiere,
una gota de oro íntimo brilla rotunda
en el horizonte de niebla.

________________________

Etiquetas: ,

2 Comentarios:

Blogger brokemac escribió...

Qué bonito... aunque un poco triste.
Creo que conozco ese sentir...

Un beso.

1/15/2013 10:03:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Un nombre fantasmal y una gota de oro, qué sugerente...

1/16/2013 12:42:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< La Taberna del Mar