La taberna del mar: Bésame mucho

25 septiembre 2006

Bésame mucho

Coyoacán
¿Cuántas veces habremos oído esa canción? En un acordeón desafinado en el metro, en una flauta maltratada por un chaval de siete años, en la voz aguardentosa de una cantante aficionada de piano bar, hasta en un teléfono móvil que nos despierta en el tren.

Cuando algo me resulta excesivamente conocido, intento practicar el sano ejercicio de acercarme como si fuera la primera vez: al mirar un cuadro, leer un poema, ver una película, hacer el amor. Así, si en la canción se ruega por un beso “como si fuera esta noche la última vez”, yo intento escucharla como si fuera la primera.

Me han contado una historia sobre esta canción, que ha permitido que vuelva a oírla de esa forma nueva. La historia no sé si es o no real, pero cuando las cosas ya han pasado, lo mismo da. Sólo es real el presente, que se nos va en cada instante, ya se ha ido. Así esta historia puede ser tan irreal como esos besos suplicados que nunca se recibieron. Porque ¿de qué me sirven los besos que me diste si no los tengo ahora?

La historia es tan simple que la voy a resumir en una sola frase: la mexicana Consuelo Velázquez compuso “Bésame mucho” en 1940, a los quince años de edad, cuando aún no había besado a nadie.

Nunca he compadecido a los amantes no correspondidos, me dan mucha más pena los que no aman. Seguramente no ha habido besos en toda la historia con la intensidad y el anhelo de los que Consuelo no había dado, por eso hay caricias no hechas y abrazos frustrados tan verdaderos. Por eso intento también besar siempre como si fuera la primera vez, por eso intento hacerlo con el temor y el ansia de que pudiera ser la última.

16 Comentarios:

Blogger hermes escribió...

Solo cuando amamos podemos besar como si esa fuera la primera y la última vez, con avidez, con agonia, queriendo que el beso sea interminable.

9/25/2006 08:23:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Porque pudiera ser.....

9/25/2006 12:37:00 p. m.  
Anonymous un recién besado escribió...

bésame mucho, tan universal que hasta los beatles en sus comienzos la cantaron...
Un beso y un verso para aquél que conoce excesivamente lo que es hacer el amor.

9/25/2006 12:50:00 p. m.  
Blogger mountain escribió...

Nunca sabremos cuando será la última vez, ¿verdad?

A saborearlo como si siempre fuese la última vez...

Un besote que espero no sea el último.

9/25/2006 02:16:00 p. m.  
Blogger Senses & Nonsenses escribió...

un beso.
el primero

9/25/2006 03:26:00 p. m.  
Blogger Ana escribió...

No se como será la última vez pero si conservo en mi memoria las sensaciones de la primera.
Los labios temblorosos explorando un territorio desconocido, los movimientos tímidos, las manos agarrando fuerte su espalda, los pies flotando en el aire y la mente perdida dando vueltas en la órbita de marte. Su sabor dulce, sus labios carnosos, su barbilla rozando con la incipiente barba mi cara, su olor trepando por mi nariz y coronando la cima de mi alma.

9/25/2006 03:55:00 p. m.  
Blogger El Joven Amaril escribió...

Bésame mucho, je vous en prie...

9/25/2006 05:07:00 p. m.  
Blogger pon escribió...

Que tengo miedo a perderte, perderte después......

9/25/2006 09:04:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Después del coma etílico del fin de semana, vas y sales con esto.
Serrano, se podría hacer una tesis doctoral hablando de los besos.
El primer beso, el beso en la frente, el beso de judas,los besos robados, besos dulces, amargos, frios, calientes, envenenados, besos de enamorados, de amantes,en fin, besos y más besos, asi que, un beso.

9/25/2006 09:06:00 p. m.  
Blogger un-angel escribió...

Que hermoso, Serrano, solo quien no ha besado nunca podía componer palabras como esas, plasmar tan bien el anhelo de un beso... ojalá a todos nos besen una noche como si fuese la última vez

9/25/2006 09:32:00 p. m.  
Anonymous cristina escribió...

Pues besos que está el mundo a falta de ellos.
Que besen, aunque besen mal.

9/26/2006 02:02:00 a. m.  
Blogger Medea Tangerine escribió...

La foto parece haber sido hecha en Coyoacán, un barrio antiguo de la Ciudad de México.

(justo escribes de besos dos días después de gozar de ellos por montón)

9/26/2006 02:35:00 a. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

EFECTIVAMENTE: me enamoré de los barrios de Coyoacán y San Angel nada más aterrizar en Ciudad de México. Amor a primera vista, que se dice.

9/26/2006 07:55:00 a. m.  
Blogger El Joven Amaril escribió...

Pues hablando de besos, el beso concupiscente o con ánimo libidinoso, del que aún habla el Catecismo para execrarlo, sigue siendo -en mi modesta opinión- el más dulce y hermoso pecado que nuestra Iglesia ha tenido la amabilidad de regalarnos en dos mil años de existencia. Y cuando estoy escribiendo esto no me resisto a relamerme los labios...

9/26/2006 09:52:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

He conocido besos forzados, besos formales, besos tibios... pero de aquellos que te estremecen la piel y el alma; que te atan a unos labios, como a una tabla después de un naufrágio; que te elevan al cielo y te hunden en el abismo, no de esos no conozco.
Sueño con un amor, al estilo de lo que dice "Crisitina y los Subterraneos", en una de sus canciones.
"Que es sus brazos me sienta
Una niña pequeña.
Sonría, me mienta y se trague
mis penas.
Que sacuda mi cama, como un animal
y por las mañanas, me de un poco más.
Que no sea muy malo
que no sea muy bueno,
y se me hace regalos
que no le cuesten dinero.

Alguien que cuide de mí
que quiera matarme
y se mate por mí.

Que no quiero más chulos
que no traen un duro,
ni tipos muy feos
con un buen empleo.
Que no quiero borrachos,
ni locos de atar,
ningún mamarracho
que me haga llorar.
Ni chicos perdidos
buscando a mamá,
ni tipos muy finos
que luego te la dan.

Alguien que cuide de mí,
que quiera matarme
y se mate por mí.

Que me lleve a la feria
y luego a bailar,
le dejare ver mis medias
para que luego corra detrás.

Alguien que cuide de mí,
que quiera matarme
y se mate por mí.

Y así.. espero hasta ver venir lo bueno en rincón.
Un beso
Rosadefuego

9/26/2006 09:21:00 p. m.  
Blogger Ana desde el Sur del Mundo escribió...

Está ahí, a tu lado, su piel tan cerca de la tuya... late tu corazón acelerándose cada vez más... lo inevitable: girás la cabeza y te mira también...
Primero son los ojos los que besan, besan en la mirada, se intensifica y te llaman, te ruegan que te acerques un poco más, más y más... y no te das cuenta, sólo hay una voz que susurra "esos labios, esa boca, su respiración"...
Y luego todo se oscurece porque cerraste los ojos y lo que ves se confunde con lo que sentís, esa boca se une con la tuya, tu piel dejó de ser sólo tuya... ahora sos un@ con su piel y el contacto son esos labios, esa boca, respirás con su aliento...
Ambos cuerpos hablan en un beso... que bien puede ser "el último primer beso" o no... pero... ¡no importa! Has besado y te han besado... y tu mano tomando la suya, y tus pies que apenas pisan el suelo, y tu corazón que alborozado te hace sonreir sin razón... POR TODO ESO... SIEMPRE UN BESO BIEN DADO, VALE LA PENA.

9/27/2006 06:15:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar