La taberna del mar: Palmira

11 diciembre 2006

Palmira


Palmira (2003)

Los demás chavalillos se disputan tu abrazo,
felices sólo con que les dirijas una de tus miradas.
Te lanzas hasta el agua desde el trampolín
y recorres la piscina en tres brazadas.
Los demás chavalillos corren hasta el borde
para ayudarte a subir,
pero desprecias sus manos,
y apoyándote suavemente en el borde
izas tu hermoso cuerpo negro
brillante al sol y mojado.

Debería estar mirando la columnata inmensa
que se pierde entre arena del desierto,
esas columnas blancas como el esqueleto
de un animal larguísimo y antiguo.
Pero me siento aquí,
en una silla metálica que un chiquillo me trajo,
al borde de una alberca de cemento
repintada de distintos azules
y con el agua demasiado fangosa
para verte saltar desde lo alto,
y olvidarme del tiempo y del lugar,
para admirar la curva que tu cuerpo
dibuja en el aire antes de sumergirte,
una vez y otra vez y otra vez.

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

Curva negra sobre columna blanca, la belleza.

12/11/2006 08:45:00 a. m.  
Blogger Ana escribió...

Pues fíjate que no podría imaginarte de otra forma que sentado mirando esa escena ante tus ojos, extasiado ante las curvas negras y poniendo palabras a ese instante. Bellas palabras a ese instante.

12/11/2006 10:41:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Y el tabernero en el lugar exacto y el momento justo.

12/11/2006 06:56:00 p. m.  
Blogger homo-sapiensis escribió...

solo desearles muchas copas llenas de ilusion y felicidad en estas fechas. Abrazotes y besos

12/12/2006 12:02:00 a. m.  
Anonymous Lobogrino escribió...

Sin comentarios para no destrozar la belleza.
Abrazos.

12/12/2006 10:53:00 a. m.  
Blogger Da Vinci escribió...

Esta vez, mi silencio, es la más bella de mis palabras.

12/12/2006 04:38:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Tú siempre con el satélite desplegado.

12/14/2006 08:35:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar