La taberna del mar: Nuevo Judas

23 marzo 2007

Nuevo Judas


Nuevo Judas (2004)

Probablemente mi interés por los estudios de arte acabó en el momento en el que vi por primera vez –y mira que había pasado miles de veces por delante sin fijarme- “El tránsito de la virgen” de Andrea Mantegna, en el Museo del Prado. Sobre todo cuando mi visión, guiada sabiamente por las explícitas líneas de fuga, se dirigió rauda, casi sin prestar atención al acontecimiento principal, hacia esa “estúpida laguna”, hacia esa laguna de poderes taumatúrgicos, de impasible placidez, de calmosa vacuidad, que refleja la absoluta serenidad del alma de la única mujer que nació sin pecado desde Eva, absolutamente perdido, embobado en esa sosegada lámina casi metálica en la que flotan, casi vuelan, unas barquichuelas.

Cómo se pierde la mirada en ese cuadro, cómo se adentra uno en él cual si se tratara de un agujero negro que absorbe las ojeadas perdidas de los indiscretos, las de los pocos que desvían la vista de la Anunciación de Fra Angélico que confunde justo al lado con sus oros y sus lujos, y que, incautos, se ven perdidos para siempre, atrapados por la serena luminosidad grisácea del agua inmóvil. Aquí me he detenido. Aquí me he bloqueado, me he hundido en sus acogedoras aguas como si hubiese vuelto al útero materno, al seno virginal que acogió al hijo del Dios de los cristianos.

Si pasáis por delante del cuadro no me despertéis. Quizá un día encontraréis que aparece un apóstol más, -ahora sólo hay once: el traidor se ahorcó según cuentan -, quizá si Judas no hubiera muerto, quizá si Mantegna se hubiera atrevido, lo habría pintado tal y como ahora me encuentro yo, nuevo Judas: apoyado en la ventana embelesado en la pacífica estulticia de la laguna gris, en lugar de contemplar la muerte de la madre del que vendí por unas monedas.

(esta vez la foto no la he hecho yo, en las que tenía sólo salía la laguna)

Etiquetas: , ,

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

Supongo que, en su tránsito, la madre también se detiene en esa laguna.

3/23/2007 08:09:00 a. m.  
Anonymous Bel escribió...

Ojala aulgun dia pueda disfrutar tan solo un tercio de lo que tu disfrutas cuando miras...

Eres un regalo Serrano!!!

3/23/2007 02:14:00 p. m.  
Blogger José L. Serrano escribió...

ay, si yo te contara lo que disfruto mirando....

3/23/2007 02:19:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Me he acercado en silencio para no despertarte y al asomarme a la ventana abierta del cuadro he perdido la perspectiva.
He vuelto a mirar el cuadro desde lejos y he visto tu figura alejándose por el puente.

3/23/2007 09:44:00 p. m.  
Blogger pon escribió...

El permanente síndrome de Stendhal.

Cuando no tiene remedio hay que aguantarse.

3/23/2007 10:19:00 p. m.  
Anonymous cristina escribió...

La verdad es que se las trae...
Pues igual hay que poner a Judas ahora que se le va a revistar.
Todo llega...

3/27/2007 04:51:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar