La taberna del mar: Las manos atrapadas

12 noviembre 2007

Las manos atrapadas


Primero metí la mano izquierda
y después la derecha,
en la hendidura que tenía el edificio.
Quería tocar lo de dentro,
coger lo de dentro, utilizarlo.
Y así lo hice:
introducidas las manos en la grieta de la pared
así algo parecido a una sábana
entre mis dedos,
un tejido largo y ancho,
y comencé a sacudirlo
tal como se hace con los manteles
para quitarles las migas de pan.
Cayeron al suelo
todos los restos que había sobre la tela,
pero quedaron mis manos atrapadas,
de modo inesperado,
al otro lado del muro.

____________________________

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

a ver si nos pones otra nota aclaratoria como la del otro día para que no imaginemos cosas que no son

11/12/2007 10:36:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Una de dos, o metes las manos donde no debes, o a lo mejor quedar atrapado es fantástico.
¿Detrás qué hay?.

11/12/2007 07:26:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Detras de un muro resquebrajado de una casa vieja solamente pueden haber recuerdos.
Los malos caen al suelo y se los lleva el viento, los buenos te dejan atrapado de por vida.

11/13/2007 02:33:00 p. m.  
Blogger Rosadefuego escribió...

Es difícil especular... quizá sea que te encuentras en una disyuntiva, o te quedas con el lienzo; libre de todo, pero sin poder moverte del lugar; o lo abandonas y dejas con el cosas gratas pero consigues la libertad.
No sé... quizá no sea en absoluto lo que deseas expresar, pero he dejado libre mi imaginación.

11/14/2007 04:12:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar