La taberna del mar: Anoche regresé a Manderley

22 enero 2007

Anoche regresé a Manderley

Abbadie, Hendaia
Anoche regresé a Manderley (2005)
A la señora Danvers se le ocurrió poner el gramófono en marcha. Para entonces aquella antigualla estaba convertida en pieza de museo, pero funcionaba. Sacó un disco de la vitrina, el primero que tenía a mano y último que había sonado en el aparato, música de Alan Rawsthorn, evidentemente, el concierto para trompeta y pequeña orquesta de cuerda.

¡Hermosa música!, pensó, e hizo girar su cuerpo un par de veces, imitando el movimiento del disco. Luego se dirigió al balcón y abrió el ventanal. Sabía que se acercaba la embarcación, ligero velero sobre la espuma saltarina. No salió a la balconada, no quería saber si la noche era oscura, no quería saber si las gotas de escarcha mojaban el camino del acantilado. Tampoco descorrió las cortinas porque no quería ver la amenaza de la marejada cerniéndose sobre la barca.

Pero sabía con certeza que, como en aquellas húmedas noches del pasado, se abriría el portón de hierro, y una vez atravesado, aparecería Rebeca entre acacias y magnolios. ¡Había pasado tanto tiempo desde que, juntas, lanzaron el cerrojo a las aguas profundas!

Pedazos de silencio que van hacia el mar y se los lleva el viento. Oigo música por todos lados, y por fin veré lo que no vi en el cine, mientras el aroma de rosas se mezcla con el sonido de trompetas a la luz de la luna llena: la señora Danvers aguarda, Rebeca regresa a Manderley.
(fragmento)

Etiquetas: ,

11 Comentarios:

Blogger pon escribió...

Conches que anoche soñé que volvía a Manderley, querido Max.....

1/22/2007 10:55:00 a. m.  
Anonymous Lobogrino escribió...

Bonito, bonito, bonito.
Y no (sólo) me refiero a ti Zendo, sino al escrito.
Me gusta.
Besos.

1/22/2007 11:25:00 a. m.  
Anonymous Bel escribió...

rebeca manipuladora o una juana de arco de su tiempo...???

que buen texto Zendoia.

1/22/2007 12:14:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Pobre Sra. Danvers, toda la vida enamorada de Rebeca y toda su vida esperando como Penélope!
Pero que mala más buena era luchando por lo que amaba.

1/22/2007 08:44:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Y hasta cuando tendremos que esperar para leer el texto entero? ¿hasta que este publicado?

no nos hagas sufrir

1/22/2007 09:46:00 p. m.  
Blogger Jose M. Zendoia escribió...

¡Ay, anónimo, me hace falta un servicio de traducción rápido y eficaz!
Enerito, esas dos eran tan tan malas, que estaban hechas la una para la otra.

1/22/2007 10:46:00 p. m.  
Blogger L. Antão escribió...

Continuo a ser visita habitual. Gosto da tranquilidade do vosso blog.

1/23/2007 12:30:00 a. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Ya te digo Zendo, menudo par de arpias, pena de final tan trágico, con el juego que hubiesen dado las dos haciéndole la vida imposible a la rubia, que por cierto, sabe alguien cómo narices se llamaba?

1/23/2007 07:57:00 p. m.  
Blogger Jose M. Zendoia escribió...

Se llamaba "la segunda esposa de Maxim de Winter":
Anoche soñe que había vuelto a Manderley. Me parecía hallarme ante la puerta de hierro que da acceso al sendero, y que algo me impedía entrar. La puerta estaba cerrada con una cadena y un candado... (Rebeca, de Daphne du Maurier)

1/23/2007 09:31:00 p. m.  
Blogger pon escribió...

Y Lawrence Olivier tan elegante y tan oscuro y atormentado....
No quiero un ama de llaves, por si las moscas.

1/23/2007 11:02:00 p. m.  
Blogger Daniel escribió...

Foro ecuménico de encuentro para cristian@s de cualquier orientación sexual, unid@s contra la homofobia:

http://groups.msn.com/cristianosgays

PAZ Y BIEN

1/24/2007 01:43:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar