La taberna del mar: Vicios

12 enero 2007

Vicios


Intentas salir de una dependencia
y no puedes encontrar nada que la sustituya,
demasiado aire a tu disposición,
demasiado oxígeno en tu cerebro
y no tienes otra cosa que te aturda:
imágenes vivas que se suceden
en la pantalla gigante, dibujos irreales.
Figuras que robustecen la base de tu miembro
pero que ablandan tu cuerpo,
que lo compactan, nublan, refuerzan y deceleran,
en un doble movimiento incomprensible.
Entonces te posee una rabia inmensa
al percatarte de que las palabras ofrecidas al vacío
han desaparecido en la nada,
y que no hay forma de apaciguar
la ansiedad interior con ideas perdidas,
con vicios que sólo son buenos para ti,
que en este fluir sin sentido
se ha frustrado algo,
una carencia inconmensurable por necesidad.
En tu mente y en tu cuerpo
ronda la posibilidad de ver filmes inmundos,
pues los que exhiben en los cines
no son suficientes
para llenar con nuevas vísceras,
para sanar con aire fresco y sangre limpia,
el pecho que te abrirías en canal.

Etiquetas: ,

7 Comentarios:

Anonymous un chico que paseaba por el malecón escribió...

bien, bien, me gusta el rumbo que está tomando el marinero Zendo

1/12/2007 08:00:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Más vicios porfa.

1/12/2007 11:58:00 a. m.  
Blogger Da Vinci escribió...

Vicios?
Mejor digamos que son un complemento de la felicidad.

1/12/2007 08:32:00 p. m.  
Blogger Ana escribió...

A mi también me gusta, chico del malecón.

1/13/2007 08:14:00 p. m.  
Blogger Senses & Nonsenses escribió...

por todo eso debo de tener una naturaleza viciosa, adictiva.
bellísimo!
un abrazo.

1/14/2007 01:40:00 a. m.  
Blogger Paleán escribió...

Precioso. Valoro muy positivo este blog, por eso lo he votado en 20 minutos. Un abrazo, y fuerza, compañeros!

1/14/2007 01:54:00 p. m.  
Anonymous Lobogrino escribió...

Sí, ciertos vicios son imprescindibles para vivir.
un abrazote de nuevo, buen amigo.

1/16/2007 01:47:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar