La taberna del mar: Tristesse primaveral

15 abril 2010

Tristesse primaveral

Va transcurriendo el tiempo
hasta oxidar el mecanismo
de los viejos relojes de pared,
se vuelve a repetir en serie infinita
el continuo ciclo solar,
el milagro de la primavera,
celebramos una vez más
estos días maravillosos;
una nada en el devenir perpetuo,
días de luz que no llegan a ser
ni un hueco en la eternidad,
nos volvemos a felicitar mutuamente
intentando olvidar la nimiedad de este nuestro lapso,
porque no es nada el intervalo acotado de tiempo
al lado de las mareas que se repiten dos veces al día,
y porque el estallido ilimitado de las flores
convierte este momento de hilar palabras
en más efímero que el más pequeño de los insectos.
Ensalzamos los brotes nuevos
pero ya hace mucho que comenzaron a secarse
nuestros propios brotes,
admiramos la fortaleza de las ramas jóvenes,
cuando ya el tronco de nuestra existencia
frágil, se consume.
Y sin embargo, sabemos firmemente
que mientras no seamos alimento de las raíces,
una vez más, otro año más, sin desliz posible,
nos encontraremos en todas y cada una
de las primaveras.

________________________

Etiquetas: ,

8 Comentarios:

Anonymous brokemac escribió...

Qué bien lo dices...

4/15/2010 08:14:00 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Abril es el mes más cruel, hace brotar
lilas del interior de la tierra muerta, mezcla
la memoria y el deseo, estremece
las raíces marchitas con lluvia de primavera.

(T S Eliot)

Bonjour, tristesse


BRAVO ¿lo mejor que se ha publicado en esta taberna?

4/15/2010 08:16:00 a. m.  
Blogger Jose M. Zendoia escribió...

Anónimo, citas a Eliot, ¡qué bonito!, pero esto tiene que ver más con Biel Mesquida y su Excelsior o el temps escrit:

"Mir cap al mar. Quina bellesa... És molt tard... Qui deia que el temps és una il.lusió del cervell?"

4/15/2010 11:20:00 a. m.  
Anonymous enero20 escribió...

.." porque no es nada el intervalo acotado de tiempo
al lado de las mareas que se repiten dos veces al día"...

Querido anónimo, no sé si será de lo mejor que se ha leido por aquí, por la barra de esta taberna ha circulado muy buen vino, lo que sí sé es que me lo paso a la vitrina de los grandes reservas.

4/15/2010 06:03:00 p. m.  
Anonymous cristina escribió...

... mirando al sol. (Perdona mi osadía Zendoia).
Que bonito, que bonito.

4/16/2010 10:42:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Ya lo dijo Becquer

....mientras haya en el mundo primavera.....

y Zendo llega y zas!!!!

4/18/2010 06:12:00 p. m.  
Blogger Gizela escribió...

Una verdadera lindura!!!!!
Es de lo más bello que he leído sobre la primavera!!!!

Te dejo uno mío, sobre la dichosa primavera jajaja

Se imponen las respuestas
sin esperar siquiera las preguntas
Domingo de primavera
Puja la vida desperezándose
del largo letargo gris cristalino

Precisas saetas sonoras
surcan desordenadas el aire
clavando renacer por doquier
No hierran ni un solo blanco
Directas a la vida
No importa si sus picos son curvos
Ni si sus plumas son risadas

Brotan de los secanos enramados
con golosa y exuberante existencia
los cientos de impúdicos colores
preñando inmisericordes los días
con aromas envalentonadas de luz


La vieja vista de mi ventana
Se maquilla
Se emperifolla
Es dama enamorada
Coqueta
Intensa
No es fiel a las angustias
No quiere más gises lamentos

Crecida de tantas vírgenes promesas
grita sin clemencia:
¡Me tomas o me dejas!
Altanera y traicionera
olvida que mi melancolía
fue por meses...
su fiel compañía

Besosssssss

4/21/2010 05:28:00 p. m.  
Blogger Jose M. Zendoia escribió...

Gizela, la primavera da mucho de sí, tal vez por ser tan traicionera.

4/22/2010 11:51:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar