La taberna del mar: Telaraña

26 enero 2007

Telaraña


Acababa de llegar desde el aparente infierno
de los muertos, y junto a la puerta
me encontraste de frente,
tú en brazos de un extraño.
Quise aplacar el daño que hizo
tu súbito brío profundo
y caí a este pozo
en el que cumplo condena, encerrado,
para redimir voluntariamente algo que no hice
y paliar el exabrupto de tu delirio.
Qué has hecho estos inviernos,
qué brazos te acogieron,
cuántos corazones habrás turbado,
fascinado y engañado,
quién no habrá admirado a semejante duende,
mientras yo sigo bajo llave encerrado.
Ahora, el moscardón sentimental
que atrapaste en la telaraña
me ha querido liberar, ignorantes los tres
–arácnido, moscón y mi alma mezquina–
que una ráfaga de viento nos arrastraría.
Tuvimos en las manos el estruendo de la felicidad
pero su onda expansiva rompió, para siempre,
la aventura imposible de peculiares pasiones.
_____________________________________

Etiquetas: ,

7 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

ay madre, si es que los hombres nunca saben lo que quieren

1/26/2007 08:36:00 a. m.  
Blogger Ana escribió...

Me gustan tus telarañas Zendo. Me gusta disfrutar leyéndolas. Quien cae en una me imagino que disfruta menos...

1/26/2007 10:06:00 a. m.  
Blogger JEN escribió...

Tienes razón, Ana.
Mientras sigamos cayendo en redes como las vuestras, devorados por las palabras encadenadas que tejéis, todos encantados.

1/26/2007 10:35:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Vaya veneno.....

1/26/2007 01:49:00 p. m.  
Anonymous enero20 escribió...

Muy bonito, pero ya te dije que hay que limpiar más, aunque como dice el dicho "si barremos no jodemos"

1/26/2007 08:20:00 p. m.  
Blogger homo-sapiensis escribió...

Al final los sentimientos pueden ser como telarañas... de las que a veces queremos quedar atrapados y otras salir huyendo.. Un saludote

1/28/2007 04:23:00 p. m.  
Anonymous Lobogrino escribió...

Sin nada que añadir...

1/29/2007 12:31:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar