La taberna del mar: Déjame estar

31 marzo 2010

Déjame estar


Dime,
desapacible remolino
surgido de las tempestades,
dime
por qué golpeas
el cristal de la ventana,
por qué intentas
penetrar a través de las rendijas
y por qué me robas
mi más preciado tesoro,
el susurro acompasado
que necesito
para mantenerme a salvo,
el resuello silencioso y tranquilo
que llega desde el dormitorio,
la dulce respiración
que calma mis latidos.
Huye, viento del diablo,
regresa a tus tormentas,
deja que me adormile
con el suave balanceo
de quien comparte mi lecho.

_______________

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribió...

qué sorpresa !

3/31/2010 08:36:00 a. m.  
Blogger pon escribió...

Eso, viento de las narices.

4/01/2010 07:59:00 p. m.  
Blogger Gizela escribió...

Bello poema.
Les dejo a los dos desde este precioso domingo primaveral madrileño, un abrazote y Feliz domingo de Pascua.

4/04/2010 06:03:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< La Taberna del Mar